Sá Pinto no entrega los puntos al Vasco y confía en la victoria sobre Gripe

El técnico del Vasco, Ricardo Sá Pinto, llegó al club como una esperanza para mejorar al equipo y al menos liberar al club del cuarto descenso de su historia. La actuación, sin embargo, no ha sido la mejor y el Cruzmaltino perdió su tercer partido consecutivo a las órdenes del técnico portugués el pasado fin de semana. Peor que la derrota fue por goleada, con un 4 x 0 para Grêmio en Porto Alegre.

El club está en el puesto 17 de la clasificación del Brasileirão, con solo 24 puntos, aún en zona de descenso, y los resultados de Sá Pinto al frente de la plantilla no han sido los mejores. Hasta ahora ha habido tres derrotas, dos victorias y cinco empates, además de una aplastante eliminación de la Copa Sudamericana en el centro del estadio São Januário con una derrota por 1-0 ante Defensa y Justicia.

Sá Pinto reconoce el mal momento de su equipo en el Brasileirão, pero deja claro que todavía cree en las mejoras a corto plazo y ya proyecta una buena victoria cruzmaltina en la próxima cita del equipo en la Serie A, el próximo domingo, a las 20:30 horas, en el Estadio de São Paulo. Januário.

En esa ocasión Vasco se medirá al Fluminense en otro clásico carioca. El tricolor hace una excelente campaña en el Brasileirão de este año con el entrenador Odair Hellmann. El club de Laranjeiras ocupa el quinto lugar, con 39 puntos, apenas uno por debajo del rango de clasificación para la fase de grupos de la Libertadores.

Aún consciente de las dificultades que tendrá ante Flu, el técnico del Vasco confía en que su equipo ganará los tres puntos en São Januário y se recuperará en el Brasileirão. “El día que crea en el equipo, seré el primero en comunicar que no puedo seguir”, enfatizó el técnico.

Aún quedan 15 partidos para el Vasco en la Serie A y hay tiempo de sobra para la recuperación, pero la reacción debería empezar rápido, para que el club no sufra otro descenso. La presión sobre Sá Pinto solo tiende a aumentar si los buenos resultados no salen pronto.